Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: La familia teme que se manipule el ADN

martes, 23 de diciembre de 2003

La familia teme que se manipule el ADN

Horacio García Belsunce (h), hermano de María Marta, asesinada en su casa de un country de Pilar en octubre del año pasado, aseguró hoy que todos los miembros de la familia están dispuestos a someterse a extracciones de sange para cotejarlas con las muestras halladas en la escena del crimen, "cuando el juez lo disponga" y se den las garantías que ellos reclaman.

García Belsunce salió hoy nuevamente a justificar la reticencia de la familia a someterse a ese peritaje, luego que la justicia constatara que las manchas de sangre halladas en la casa donde fue asesinada María Marta García Belsunce no se corresponden con las del vigilador privado del country Juan Ortiz, la masajista de la víctima, Beatriz Michelini, y el vecino del barrio, Nicolás Pachelo.

En diálogo con radio Mitre, García Belsunce afirmó que "el juez (Diego Barroetaveña) resolverá en estos días" el momento en que serán pedidas las extracciones de sangre de la familia, y aseguró que en ese momento se presentarán, aunque a condición de que se cumplan las normas de seguridad que reclaman, como la colocación de sus muestras en sobres cerrados, lacrados y mantenidos "a resguardo".

No obstante, García Belsunce no descartó la posibilidad de que en la casa "hubiera sangre de Carlos" Carrascosa, viudo de la víctima, "en la escena del crimen, porque él vive en esa casa" y añadió que "es posible que haya ADN en la casa de los que somos sus familiares, que la visitábamos".

Consideró que los tres testigos Michelini, Pachelo y Ortiz se sometieron sin tapujos a las extracciones fue "porque saben que la animosidad del fiscal está dirigida a una sola hipótesis: la familia, y deben saber que no habrá ninguna intencionalidad ni manipulacón con la sangre de ellos", además de admitir que "no hay ninguna posibilidad de que la sangre de ellos esté allí", en el lugar donde se cometió el asesinato.


ANIMOSIDAD MANIFIESTA

García Belsunce volvió a cuestionar duramente al fiscal que entiende en la causa, Diego Molina Pico, al sostener que tiene "animosidad manifiesta" en contra de la familia y estimó que sus decisiones generan que "la gente prejuzgue y saque conclusiones" en contra de los parientes y amigos de la víctima.

No obstante, ratificó que "siempre estuvimos a disposición de la justicia para hacernos las extracciones, pero también estamos esperando que se cumplan las condiciones que garanticen que con las extracciones no se violen las garantías constitucionales y no se produzca ninguna manipulación".

Ayer, se confirmó que los restos de sangre que aparecieron en la casa de la socióloga María Marta García Belsunce, asesinada a balazos el año pasado, tampoco pertenecen al vigilador privado Juan Ortiz, quien se sometió voluntariamente al análisis de ADN.

Ortiz trabajaba de vigilador en el country Carmel de Pilar, donde María Marta fue ultimada de cinco balazos en la cabeza, y su situación ahora quedó más aliviada, igual que en los casos del vecino del country Nicolás Pachelo y la masajista de la víctima, Beatriz Michelini, cuyos análisis también dieron negativo.

Ellos tres son los únicos que accedieron a dejarse extraer sangre y someterse a los estudios del ADN en la Asesoría Pericial de la Suprema Corte de Justicia Bonaerense, ya que el viudo Carlos Carrascosa, procesado como supuesto coautor del homicidio, y los hermanos, cuñados y amigos de la asesinada se niegan a ello.


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario