Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: Más dudas sobre Pachelo

miércoles, 16 de mayo de 2007

Más dudas sobre Pachelo

María Laura García Belsunce, hermana de la asesinada María Marta García Belsunce, defendió hoy al viudo Carlos Carrascosa -acusado por el crimen-, afirmó que los derechos de su familia están siendo "violados" y apuntó sus sospechas al vecino Nicolás Pachelo.

Al declarar en el juicio por el homicidio de su hermana, María Laura, interrumpida por su llanto, relató que Pachelo la amenazó en dos oportunidades y aseguró que la primera vez quedó convencida de que "mi vida corría peligro".

En defensa de Carrascosa destacó, por ejemplo, la admiración que el acusado tenía por María Marta y desmintió que el cadáver de la víctima haya sido "maquillado" para disimular el asesinato.


Asesinato. Más temprano, un mozo de una estación de servicio de Pilar ya había complicado la situación del vecino al asegurar que al día siguiente de la muerte de la víctima preguntó si alguien sabía algo de un asesinato, cuando en ese momento sólo se hablaba de una muerte accidental en la bañadera.

Se trata de Walter Mantovani, un empleado del bar "Cofee Break" situado en una estación de servicio Esso situada en el cruce de la ruta 25 y el ramal Pilar de la Panamericana, un lugar frecuentado por varios vecinos del country Carmel.

Mantovani afirmó hoy delante del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro que juzga al viudo Carlos Carrascosa por el homicidio o el encubrimiento, que Pachelo se presentó a desayunar entre las 6 y las 7 de la mañana del 28 de octubre de 2002, es decir, unas 12 horas después de la muerte de María Marta.

El testigo recordó que Pachelo les hizo a él y otros dos mozos del lugar el siguiente comentario: "Che, saben algo de la mujer que mataron en el country".

Según Mantovani ese fue el primer comentario que recibieron en el día de lo que después se enteraron había sido la muerte de María Marta, otra vecina del Carmel que, al igual que su marido Carrascosa, solían desayunar o almorzar en ese bar, según explicó hoy el mozo.

Mantovani también agregó que cuando se supo fehacientemente que a la socióloga la había asesinado a balazos, a él y a uno de sus compañeros les llamó la atención aquel comentario de Pachelo.

"Con otro mozo nos preguntábamos cómo sabía, si hasta ese momento era un accidente", señaló.

El fiscal Diego Molina Pico luego le preguntó si desde ese mismo 28 de octubre algún otro vecino que pasó por el restaurante dudaba del accidente y repondió: "Hubo un rumor, pero no sé de dónde vino".

La declaración de Mantovani, testigo de la defensa, fue un logro para los abogados Alberto Cafetzoglus y Diego Ferrari que aprovechan este juicio para sembrar dudas en torno a Pachelo, su principal sospechoso, porque consideran que el fiscal Molina Pico no lo investigó como debía durante la instrucción.


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario