Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: Por qué para los fiscales Pachelo no es sospechoso?

lunes, 21 de mayo de 2007

Por qué para los fiscales Pachelo no es sospechoso?

Por Maria Helena Ripetta


“Menos mal que Pachelo no estaba en Río Cuarto porque hubiesen dicho que había matado a Norita Dalmasso”, ironizó Roberto Ribas, el abogado de Nicolás Pachelo, el vecino del country Carmel, a quien la familia de María Marta García Belsunce señala como sospechoso del asesinato.

Pachelo fue una de las líneas de investigación llevadas adelante por el fiscal Diego Molina Pico, quien finalmente la descartó, para quedarse con la hipótesis de que a María Marta la había matado su marido, Carlos Carrascosa, quien hoy enfrenta el juicio oral, y que algunos de sus familiares habrían encubierto el crimen. Durante un mes, un equipo de la Policía Bonaerense se dedicó a investigar exclusivamente a Pachelo. Entre otras medidas, se le intervinieron los teléfonos sin que se encontrara ninguna conversación que lo comprometiera con el homicidio, según sostuvieron fuentes de la Fiscalía.

“No se lo pudo vincular con la escena del crimen, más allá de que es un tipo violento”, sostuvo una alta fuente de la investigación. Pachelo, de 29 años, fue condenado a tres años y tres meses de prisión por hurto. En el juicio se determinó que les sacaba las llaves de sus casas a amigos e ingresaba cuando no había nadie. El padre de Pachelo fue uno de los fundadores de Carmel. Los socios del country, meses antes del asesinato, habían tenido una reunión para hablar de la situación del vecino “conflictivo”, debido a la misteriosa desaparición de palos de golf y los cuatriciclos. “Hasta se barajó la posibilidad de juntar dinero para comprarle la casa y que se fuera”, sostuvo ante el Tribunal Oral Nº 6 Teresa Flouret, una vecina del Carmel presentada como testigo por la defensa del viudo. Varios testigos afirmaron que María Marta le tenía miedo y que lo creía responsable de la desaparición de su perro Tom, por quien le habían pedido rescate. “Lo del perro sea cierto o mentira no prueba el homicidio, lo de los palos de golf, sea verdad o no, tampoco prueba que él haya cometido el asesinato”, sostuvo Ribas, quién considera que no hay nada concreto contra su defendido salvo “la imputación de la familia”.

“Es cierto que estaba en el country, como 320 personas más. Que es un chico con antecedentes; en Carmel hay gente condenada por estafas. No indica nada que sea un chico con problemas. Había otro chico y una chica con problemas de conducta también. Cuando se le preguntó el 15 de diciembre qué había hecho el 27 de octubre tuvo diferencias de horarios comprensibles. Fue el primero en sacarse sangre y dio negativo”, agregó Ribas.

Tres menores de edad declararon que el 27 de octubre de 2002 vieron correr por las calles de Carmel a Pachelo, y luego saludaron a María Marta que iba en su bicicleta. Estos jóvenes fueron los últimos que la vieron con vida. La Fiscalía desvaloriza esos testimonios al sostener que son amigos de los hijos de Irene Hurtig, hermana de la víctima, y de Guillermo Bártoli, imputado por encubrimiento.

Para la familia de María Marta, Pachelo comandaba una banda de vigiladores que robaban en el country, y que la víctima los sorprendió y como los reconoció, la mataron.

“A él lo buscaron porque les venía como anillo al dedo. El era un chico travieso en el colegio, y siempre lo acusaban de todo, tuviera o no que ver, esto es lo mismo”, concluyó Ribas.

Ver "denuncias por robos en el country"


Fuente

1 comentario :

  1. Y qué justificación le da Ribas a que a media noche haya llegado a lavar su ropa y que al día siguiente preguntara por la señora asesinada? Y más aún, como justificó el fiscal que hubiera abandonado esa línea a pesar de éstos hechos? y qué explicación dan a que su esposa haya sido vista al menos por dos personas y sea la única en negarse a la prueba de sangre???

    ResponderEliminar