Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: "Recuerdo el grito de Guillermo reanimando a María"

miércoles, 2 de mayo de 2007

"Recuerdo el grito de Guillermo reanimando a María"

Carlos Carrascosa aseguró hoy ante el tribunal que lo juzga por el crimen de su esposa que es su concuñado Guillermo Bártoli quien aparece en la grabación de su llamado a la ambulancia diciendo "¡vamos, María!, ¡vamos, María!", porque buscaba una reacción de María Marta García Belsunce.

"Era la voz de Bártoli, dijo Carrascosa al declarar ante el tribunal oral de San Isidro al ampliar su indagatoria en la que fue instado por el fiscal Diego Molina Pico a dar una serie de precisiones sobre los horarios en torno al crimen.

Durante la conversación [telefónica con la prepaga OSDE] y mientras yo hablaba, me acuerdo patente oír el grito de Guillermo «vamos María, vamos María»

"Durante la conversación [telefónica con la prepaga OSDE] y mientras yo hablaba, me acuerdo patente oír el grito de Guillermo «vamos María, vamos María»", en un intento por reanimar a la mujer, contó durante su segunda declaración indagatoria.

Carrascosa subrayó el tiempo transcurrido desde entonces como para recordar fehacientemente, mientras su defensa destacó que no tenía "un cronómetro" para haber podido registrar al detalle sus movimientos.

El fiscal Diego Molina Pico había ordenado el viernes pasado que se practicaran pericias para tratar de determinar a quién correspondía la voz que se escuchaba de fondo en la llamada efectuada por Carrascosa para pedir auxilio para su mujer.

Bártoli, por su parte, había acusado al funcionario judicial de realizar el peritaje con el fin de "causar algún efecto extrajudicial en los medios de comunicación” ya que, según había argumentado, su presencia en el lugar no era novedosa para la investigación dado que así constaba en la causa .

Sin embargo, hoy el fiscal Molina Pico le observó a Carrascosa que tanto él como Bártoli habían declarado anteriormente que se habían cruzado en la escalera una vez concluidas las dos llamadas telefónicas que el viudo había realizado a Bártoli y a la prepaga OSDE. Allí Carrascosa, confuso, sólo atinó a contestar: "Habrá sido un momento después".

El representante del Ministerio Público siguió con su firme interrogatorio e inquirió por qué su cuñada Irene Hurtig -hermana de María Marta y esposa de Bártoli- también dijo que estaba allí durante su pedido de una ambulancia y Carrascosa respondió: "Llegó enseguida", pero advirtió que "no puedo precisar" si aún hablaba por teléfono.


Furia. Ya a esa altura el enjuiciado mostraba enfado con el fiscal y, en una reacción inédita en estas audiencias, le espetó: "Lo quiero ver a usted llamando a una ambulancia en una situación así con su mujer", luego de lo cual enseguida pareció arrepentirse y pidió "perdón" dirigiéndose al tribunal.

No obstante ello, el fiscal insistió con su picante cuestionario y preguntó "cómo es posible que [la voz de] la masajista esté en esa [grabación de] llamada telefónica" a OSDE, ya que los testimonios sitúan más tarde el ingreso de Beatriz Michelini al country Carmel, y Carrascosa dijo que "ese es un tema de alegato de mis abogados".

De todos modos el viudo pareció interpretar lo subyacente en esa pregunta, dado que el fiscal sospecha que la voz de la grabación no es de Michelini sino de Irene Hurtig, y volvió a arremeter contra el acusador: "Usted está haciendo toda una fantasía que no se corresponde con la realidad".

El duelo verbal de acusado y fiscal se prolongó cuando el funcionario judicial consultó "si puede explicar" por qué a una inspección de la Policía Bonaerense, el 30 de octubre, tres días después del hecho, "le dijo que autorizó el ingreso de Beatriz Michelini del country a las 18.45 y ella recién arribó a la guardia del Carmel a las 18.59".

"Lo que dije en esa inspección fue todo muy relativo; hacía 48 horas que había muerto mi mujer y uno da el horario estimativo", trató de justificarse el ex agente de Bolsa, reiteró su versión del recorrido que hizo en el country y desafió a su interlocutor a que "si quieren hagan una pericia".


La casa de Pachelo. En el turno de las preguntas de sus abogados defensores, Carrascosa aprovechó para volver a sembrar dudas sobre el papel jugado por su vecino Nicolás Pachelo y comentó su impresión de que la inspección ocular efectuada la semana pasada en el country arrojó dudas sobre los testimonios de vigiladores que controlaban a aquel.

"Fuimos a la glorieta de la casa de (el vecino) Jorge Zuelgaray donde los vigiladores dicen que escucharon el partido de fútbol (en la tarde del crimen) y miraron la casa de Pachelo y desde allí casi no se ve nada", sostuvo, y aseguró que incluso esa vivienda "tiene otra entrada por la cocina que no se ve de la casa de al lado".

La segunda declaración del viudo tuvo lugar para aclarar algunas dudas que surgieron durante lainspección ocular que el tribunal y las partes realizaron el 19 de abril en el country Carmel de Pilar, donde se produjo el crimen.

En esa ocasión, Carrascosa intentó señalar algunos puntos que lo favorecen, pero los jueces le dijeron que debía hacerlo en una nueva declaración que se iba a concretar el martes pasado pero fue postergada porque era el día del cumpleaños de María Marta y el imputado manifestó que se encontraba "deprimido".


Declaración. En su primera declaración ante el Tribunal Oral en lo Criminal 6 de San Isidro, Carrascosa había negado terminantemente haber matado a su esposa, aseguró que el crimen fue cometido durante un robo y acusó como principales sospechosos al vecino Nicolás Pachelo y vigiladores del country.


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario