Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: Me pareció un accidente doméstico muy estúpido

jueves, 2 de junio de 2011

Me pareció un accidente doméstico muy estúpido

Se sentó frente a los jueces y durante casi cuatro horas los trató de convencer de que pecó de inexperto y hasta aceptó que actuó "como un idiota". Pero afirmó una y otra vez que no encubrió el homicidio de María Marta García Belsunce, asesinada de cinco balazos en la cabeza el 27 de octubre de 2002 en su casa del country Carmel, en Pilar.

"Me pareció un accidente doméstico muy estúpido. Yo nunca encubrí nada. Estoy acá por un error que cometí", sostuvo ayer Juan Ramón Gauvry Gordon, el primer médico que revisó a la víctima, ante los jueces María Elena Márquez, Alberto Ortolani y Ariel Introzzi Truglia, integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de San Isidro.

El facultativo, de 42 años, que trabaja para la empresa de emergencias médicas Paramedic y ahora se desempeña en las islas del Delta, contó que durante 20 minutos hizo trabajos de resucitación. Pero nada pudo hacer para salvar a García Belsunce.

Recordó que se encontró con Belsunce boca arriba, con tres cuartas partes del cuerpo en la habitación y las piernas en el baño, y con la masajista Beatriz Michelini, también acusada de encubrimiento, y el estudiante de medicina Diego Piazza asistiéndola.

"Michelini me dijo que el marido [por Carlos Carrascosa, preso por homicidio] la había encontrado y que le dijo que la señora había tenido un accidente en la bañera", sostuvo el médico. Y agregó que le pidió a la masajista que limpiara una mancha de sangre en el piso del baño.

Después relató que le comunicó a Irene Hurtig, media hermana de la víctima, que no había podido hacer nada. Y que Carrascosa o Guillermo Bártoli, cuñado de García Belsunce, le preguntó quién iba a hacer el certificado de defunción y él respondió que tenía que ser el médico de cabecera o que llamara a la prepaga.

"Veo la fractura en el cráneo. Introduje la mitad de la primera falange en un orificio y saco masa encefálica", describió con demasiados detalles. También dijo que fue él quién asoció la grifería de la bañera con el golpe en la cabeza.

Durante la audiencia se pasó el audio de una llamada entre el médico y un operador de Paramedic, que le pregunta si la muerte es dudosa. Gauvry Gordon le respondió: "Sí, no sé, es medio... No es dudosa, pero...". En ese momento, el juez Ortolani hizo varias preguntas incisivas y le preguntó al médico qué entendía por muerte dudosa. Respondió que muerte dudosa era un homicidio y a él nunca se le cruzó que fuera un crimen.

Después, su abogado defensor, Gabriel Becker, le preguntó si alguien le había ofrecido plata. Gauvry Gordon respondió: "Nunca. Ojalá. Eso me hubiera ayudado a no estar acá. Me hubiera sacado de la estupidez. No hay plata que pudieran pagarme para ocultar un crimen". Becker continuó: "¿Actuaste como un idiota?". Su cliente dijo: "Seguro"


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario