Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: Cerca del veredicto, lejos del asesino

domingo, 30 de octubre de 2011

Cerca del veredicto, lejos del asesino

Sea cual fuere el veredicto del tribunal que juzgó a un grupo de familiares y vecinos por el encubrimiento del homicidio de María Marta García Belsunce, al cumplirse nueve años del asesinato y luego de casi seis meses de audiencias del juicio oral que terminará el viernes próximo, el nombre del asesino de la mujer que fue vicepresidenta de Missing Children seguirá siendo una incógnita.

Al principio del juicio, los fiscales Laura Zyseskind, Daniel Márquez y Leonardo Loiterstein pidieron la captura de Irene Hurtig, media hermana de la víctima, y de su esposo, Guillermo Bártoli, al considerarlos presuntos coautores del homicidio ocurrido el 27 de octubre de 2002, en el country Carmel, de Pilar, pero la Justicia rechazó las acusaciones y las solicitudes de detención.

De esta forma, la cuestión de la autoría material del asesinato de María Marta quedó fuera del debate y durante el juicio, el Tribunal Oral Criminal N° 1 de San Isidro, integrado por María Elena Márquez, Alberto Ortolani y Ariel Introzzi Truglia, se concentró exclusivamente en revisar todas las declaraciones y las pruebas que fundaron las acusaciones por el encubrimiento del homicidio.

Nueve años después del asesinato se sabrá si Horacio García Belsunce (h.), hermano de la víctima; Juan Carlos Hurtig, medio hermano de María Marta; el mencionado Bártoli; Sergio Binello, un vecino del country Carmel; el médico Juan Ramón Gauvry Gordon y la masajista Beatriz Michelini cometieron una serie de actos que permitieron que la muerte de la ex vicepresidenta de Missing Children quedara como un accidente doméstico y no como un homicidio, tal como lo sostuvieron los fiscales en su acusación.

En las diversas declaraciones indagatorias y en el momento de expresar las últimas palabras antes de que el tribunal dictara su veredicto, los familiares y amigos de María Marta afirmaron su inocencia y responsabilizaron al primer fiscal del caso, Diego Molina Pico, por el fracaso de la investigación y por permitir que el verdadero autor del homicidio siga en libertad.


LOS ALEGATOS

Al concluir sus alegatos, los fiscales Zyseskind, Márquez y Loiterstein pidieron al tribunal que condene a seis años de prisión a García Belsunce (h.), Bártoli y Gauvry Gordon; a cinco años de cárcel a Hurtig; a cuatro años y medio a Binello, en tanto que solicitaron la absolución de Michelini, porque consideraron que, cuando la masajista llegó a la casa del country Carmel, encontró una "escena armada".

Mientras que las defensas de los acusados solicitaron las absoluciones de todos los imputados. Si bien durante el debate no se juzgó la actuación del fiscal Molina Pico, mientras se desarrollaban las audiencias, en otro ámbito, la Comisión de Enjuiciamiento de Magistrados de la Legislatura bonaerense, se dio curso al pedido de juicio político contra el representante del Ministerio Público presentado por los familiares de María Marta.

Este no es un dato menor. Toda la acusación contra los familiares de la víctima fue impulsada por Molina Pico, quien al día siguiente del homicidio visitó la escena del crimen en la casa del country Carmel, fue al velatorio de María Marta y estuvo a pocos metros del cuerpo y no advirtió que la mujer no había muerto porque se había golpeado la cabeza contra una canilla al caerse en la bañera, tal como se lo explicaron algunos integrantes del entorno de la víctima, sino que le habían disparado seis balazos en la cabeza.

El jueves pasado se cumplieron nueve años del asesinato de María Marta y el nombre del homicida sigue siendo una incógnita, a pesar de que existe un condenado a prisión perpetua por el crimen: Carlos Carrascosa.


HUELLAS SIN NOMBRES

El marido de la víctima fue condenado por el tribunal de Casación Penal bonaerense en un fallo sin precedentes. Con las mismas pruebas que un Tribunal Oral de San Isidro, en un fallo dividido condenó a Carrascosa por encubrimiento y sin haber escuchado a ningún testigo, los camaristas Carlos Natiello, Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués le impusieron la pena de prisión perpetua al marido de la víctima.

Debido a que la resolución de la Sala I de la Cámara de Casación penal bonaerense no está firme porque fue apelada por la defensa de Carrascosa ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense, la identidad del asesino de María Marta continúa siendo un misterio.

A nueve años del asesinato, nadie pudo encontrar a quién pertenecen las tres huellas digitales de la mano izquierda de una persona y cuatro manchas de sangre, que podrían corresponder al asesino.


Fuente


Ver pedido de Jury de enjuiciamiento al fiscal Molina Pico

Ver cédula de aceptación de Jury de enjuiciamiento al fiscal Molina Pico

No hay comentarios :

Publicar un comentario