Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce

martes, 26 de julio de 2022

Carrascosa denunció a Molina Pico por encubrimiento agravado

La presentación judicial del viudo y la hermana de María Marta se basa en las primeras declaraciones del juicio a Pachelo y en escuchas telefónicas que en su momento el fiscal ocultó.

Por Raún Kollman

El viudo Carlos Carrascosa y María Laura, hermana de María Marta García Belsunce, presentaron este lunes una denuncia contra el fiscal Diego Molina Pico por el delito de encubrimiento agravado. El escrito del abogado Gustavo Hechem es demoledor y se basa en las primeras declaraciones y en las escuchas del juicio contra Nicolás Pachelo que se lleva a cabo actualmente en San Isidro. El texto transcribe los dichos de los dos comisarios que intervinieron en la investigación, Angel Becerra y Alejandro Elorz, que claramente testimoniaron --bajo juramento-- que Molina Pico los marginó porque tenían como hipótesis que a María Marta la mataron cuando volvió a su casa y encontró a Pachelo o dos vigiladores robando. También el jefe de Seguridad del country, Alejandro Arauz Castex, testimonió que Molina Pico no quiso investigar a Pachelo. “Las acciones del fiscal constituyeron actos de ocultamiento y de omisión de elementos probatorios”, sostiene Hechem en la denuncia.


La primera semana del juicio dejó en claro que Molina Pico direccionó la causa por el homicidio contra Carrascosa y no admitió ninguna otra hipótesis. El que mejor lo sintetizó fue Arauz Castex: “Confirmé que había una vocación por rehuir todo lo que importara investigar a Nicolás Pachelo. Yo tenía en mi cabeza que el doctor Molina Pico podría haber tenido algún error inicial, que lo puede haber apesadumbrado o lo puede haber puesto temeroso por haber incurrido, por impericia o quien sabe por qué razón, en un error inicial. Las cosas que ocurrieron después ya no fueron errores, fueron hechas exprofeso porque me consta a mí personalmente”, transcribe la acusación contra Molina Pico.

En ese párrafo, Arauz Castex sostiene que, de entrada, el fiscal cometió la equivocación de no ordenar una autopsia de inmediato, tal cual lo marcaba el Código Procesal respecto de cualquier muerte no natural. Para tapar ese error, Molina Pico orientó la investigación sólo contra los García Belsunce “porque me engañaron”, como dijo más de una vez. Después de esa primera bronca, Molina Pico no abordó la causa como corresponde, sino que adrede fue contra Carrascosa, pese a que las pruebas que le acercaron los investigadores policiales apuntaron a Pachelo y los vigiladores.

En las 18 páginas de la denuncia, Hechem transcribe dichos categóricos de los jefes policiales convocados para investigar:

--Cuando Molina Pico --declaró el comisario retirado Becerra-- nos dice que había tomado testimoniales a tres adolescentes que lo vieron a Pachelo cruzar delante de María Marta, yo le expresé que me parece que ésta es la línea a seguir, más allá de la familia. Como investigador, ninguna línea investigativa se debe abortar. Era una hipótesis altamente positiva para seguir.

El testimonio de los tres adolescentes era significativo porque Pachelo decía que, a la hora del asesinato, no estaba en El Carmel, sino en un shopping en Palermo. O sea que los adolescentes dejaron en claro que mentía. Eso se comprobó luego con las llamadas telefónicas que cursaron en antenas de Pilar, no de Palermo. 

--Participamos de una sola diligencia más. Porque, digamos, fuimos solapadamente corridos --ratificó el comisario retirado Elorz--. Fue una investigación unidireccionada, no se trabajaron en profundidad dos hipótesis de trabajo”.

Un hecho asombroso que se está produciendo en el juicio es que se revelan escuchas telefónicas ordenadas por el juez Diego Barroetaveña. Los más impactantes diálogos y afirmaciones provienen del celular de Pachelo. Y esas pruebas fueron ocultadas durante 20 años. Nunca se expusieron en los dos juicios que se hicieron anteriormente, contra Carrascosa y contra la familia García Belsunce. Está claro que Molina Pico las escondió porque, como se vio en las primeras audiencias, involucraban de manera clara a Pachelo. Es un elemento de peso en la denuncia de Carrascosa y María Laura contra Molina Pico.

Es difícil evaluar qué hubieran dicho los jueces de aquellos dos juicios si escuchaban, por ejemplo, la escucha en la que Pachelo le dijo a su madre: “¿por qué no te vas a la concha de tu madre, te tirás por la ventana y me dejás de romper las pelotas? Infeliz”. “Sos un ser indeseable. Una retrasada mental”, le gritó en otra comunicación, después de que Susana Ryan, la madre de Pachelo, le dijera que era sospechoso porque “no sos un socio normal”. Cualquier juez medianamente probo hubiera empezado a dudar ante semejante violencia del vecino contra su propia madre, que, por otra parte, efectivamente se tiró desde el piso 11 de su edificio, suicidándose cinco meses después de aquella frase de su hijo.

Como señaló el jefe de Seguridad de El Carmel, no se trató de errores sino de intencionalidad. “Cuando uno ata la ilación de todos los hechos --declaró Arauz Castex bajo juramento--, se me pone la piel de gallina de percibir cómo alguien esta direccionando la investigación para evitar que se esclarezca. Eso es un acto exprofeso, hecho para sacarme de encima. Me sacó de encima la cajita de Amigas del Pilar (una caja de seguridad que robaron) y como nos sacó de encima cuando le fuimos a decir que tres chicos habían visto a Nicolás (Pachelo) a metros de María Marta y a minutos del homicidio. No, eso no servía. Todo lo habrá tirado a la basura Molina Pico. Esto no era una investigación conducente, sino inconducente y sesgada, propia de una persona que está dispuesta a encubrir la investigación. Esa persona era Molina Pico. Y lo logró, por ahora. El principal encubridor de la causa de María Marta es Molina Pico el que entorpeció la investigación es Molina Pico”.

La denuncia de Hechem fue presentada ante la fiscalía general de San Isidro que, según parece, la remitió a la Procuración, que decidirá quién toma la causa. La lógica es que el procurador, Julio Conte Grand, convoque a un fiscal que no sea de San Isidro, es decir alguien que no esté contaminado con las internas judiciales de ese distrito, que fueron las que afectaron --y siguen afectando-- todo el expediente García Belsunce.

El juicio sigue este martes, miércoles y jueves. Los fiscales Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Federico González seguirán convocando testigos que relaten el modus operandi de Pachelo, sobre todo en un episodio que fue anterior al crimen: a Carrascosa y María Marta les robaron su perro, Tom, y los extorsionaron. Pedían 5000 dólares para devolverlo. Una empleada doméstica de Pachelo contó que el vecino tenía el perro escondido en el lavadero de su casa y un criador reveló que Pachelo intentó venderle a Tom. Además, se dice que los fiscales tienen más escuchas que Molina Pico ocultó durante dos décadas.


Fuente



jueves, 12 de mayo de 2022

Recusaron al tribunal que debe juzgar a Nicolás Pachelo

Por sospechas en la parcialidad fue recusado el tribunal que juzgaría a Nicolás Pachelo. El planteo fue hecho por el Ministerio Público Fiscal, que sostuvo que hubo una serie de arbitrariedades y que en las audiencias previas al debate se le impidió presentar pruebas que considera clave en la acusación contra el exvecino de la víctima.
El 1 de junio próximo, Nicolás Pachelo debería estar sentado en el banquillo de los acusados para comenzar a ser juzgado por el homicidio de María Marta García Belsunce, crimen ocurrido hace casi 20 años en el country Carmel, de Pilar. Pero el debate, antes de iniciarse, podría entrar en una impasse: el Ministerio Público Fiscal (MPF), encargado de la acusación, recusó al tribunal a cargo del proceso por sospecha “de parcialidad”.
Así lo informaron a LA NACION fuentes con acceso al expediente. “Para el Ministerio Público hubo una serie de arbitrariedades y en las audiencias previas al juicio se le impidió presentar pruebas que, para la fiscalía, demostrarían la culpabilidad de Pachelo en el homicidio que, casi 20 años después, aún conmueve a la opinión pública”, sostuvieron los informantes consultados.
El juicio, donde además de Pachelo estarán en el banquillo de los acusados los exvigiladores de Carmel Norberto Glennon y José Ramón Alejandro Ortiz, está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de San Isidro.





Pachelo está preso desde abril de 2018 por una serie de robos en countries, entre otros, los ocurridos en el exclusivo Tortugas. “Los fiscales pretenden ‘amplitud probatoria’ y mostrar el historial anterior y posterior al asesinato de García Belsunce del principal acusado, Pachelo. Lo mismo sostiene la querella, llevada adelante por el abogado Gustavo Hechem en representación de Carlos Carrascosa, el esposo de la víctima, absuelto de culpa y cargo por el mismo crimen”, sostuvieron fuentes al tanto de la recusación planteada por el MPF.
Los fiscales entienden que se les impidió juzgar el caso con todos los testimonios que demostrarían la responsabilidad de Pachelo y sostienen que en las audiencias previas al juicio “participó un juez que había sido secretario de la fiscalía en los primeros tiempos de la instrucción de la causa y que, si bien, después se excusó, ‘contaminó' a sus colegas con sus opiniones”. Agregaron que el juez que lo reemplazó no fue designado mediante el “sorteo de ley”, sino que fue elegido por sus colegas.
“Para los fiscales la prueba fue fragmentada. La opinión pública debería conocer el caso y el rol que tuvo Pachelo. La fiscalía quiere un juicio justo y único”, agregaron las fuentes consultadas.
En este caso, el MPF está representado por los fiscales Andrés Quintana, Federico González y Matías López Vidal. En los últimos días, el fiscal general de San Isidro, John Broyad, amplió el equipo de trabajo para el juicio y sumó a uno de sus adjuntos, Patricio Ferrari, y al fiscal Juan Diego Callegari.
Los fiscales también cuestionan que el tribunal haya separado el juicio de García Belsunce del debate donde Pachelo será juzgado por la serie de robos en countries, hechos por los que está preso. “La teoría de la fiscalía es demostrar que Pachelo tenía un mismo modus operandi: ingresaba a robar en casas de countries con diversas particularidades. Piden la posibilidad de mostrar todas esas pruebas en su conjunto en un único juicio válido y completo donde puedan desarrollar sin impedimentos su teoría del caso”, sostuvieron los voceros consultados.
El TOC N°4, integrado por los jueces Osvaldo Rossi, Federico Ecke y Esteban Andrejin, rechazó el planteo del MPF y la recusación deberá ser resuelta por la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de San Isidro y, eventualmente, por la Cámara de Casación bonaerense.
Hasta que no se resuelvan de forma definitiva los planteos, “la fiscalía entiende que no están dadas las condiciones para llevar a cabo un juicio ‘justo y único’”, agregaron las fuentes consultadas.




lunes, 25 de octubre de 2021

Carrascosa será particular damnificado en el juicio a Pachelo

A 19 años del crimen de María Marta, Carrascosa es particular damnificado para el juicio a Pachelo
El viudo fue aceptado y enfrentará como acusador al vecino y a dos exvigiladores en un juicio que todavía no tiene fecha de inicio en el Tribunal Oral 4 de San Isidro. .

Por Diego Recchini





A 19 años del homicidio de su esposa María Marta García Belsunce, luego de haber pasado siete años preso y de haber sido absuelto de manera definitiva recién a fines de 2020, el viudo Carlos Carrascosa finalmente fue aceptado como particular damnificado en la causa y enfrentará cara a cara como acusador a Nicolás Pachelo y dos exvigiladores en el futuro juicio que aún no tiene fecha de inicio, informaron fuentes judiciales.
Luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación lo absolviera en forma definitiva en diciembre de 2020, Carrascosa (76) presentó en el expediente un pedido para poder sumarse a su cuñada María Laura García Belsunce, como particular damnificado.
El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro, que será el encargado de realizar el tercer juicio por el caso, rechazó el planteo del exagente de bolsa, pero el abogado de la familia, Gustavo Hechem, apeló esa resolución.
Finalmente, la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro, revocó la decisión del TOC 4 y ordenó que Carrascosa sea tenido en cuenta como particular damnificado, en una resolución fechada el 17 de agosto último y a la que accedió Télam.
Los camaristas consideraron que la decisión del TOC 4 había sido arbitraria y le dieron la razón al planteo del abogado Hechem en cuanto a que el viudo fue impedido desde un principio de ser querellante porque estuvo sospechado y luego imputado, pero que ahora, al estar absuelto, tiene derecho de serlo por haber sido el principal damnificado por el asesinato de su esposa.
De esta manera, tras 19 años en los que primero fue sospechoso, luego imputado, detenido, excarcelado, juzgado, condenado primero por encubrimiento y luego a perpetua como autor del homicidio, pasar siete años preso –de 2009 a 2015 en un penal y un año más en prisión domiciliaria-, recuperar su libertad en 2016 y ser absuelto de manera definitiva en 2020, ahora Carrascosa fue tomado en cuenta como víctima en este proceso.
Así, en el futuro y tercer juicio oral que se haga por el caso, estará del lado opuesto al banquillo de los acusados que lo tuvo sentado en 2007 en los tribunales de San Isidro y podrá ser junto a la fiscalía un acusador más contra su exvecino Pachelo (45), y los dos exempleados de seguridad Norberto Glennon (56) y José Ramón Alejandro Ortiz (44), los tres imputados por el crimen.






La acusación es por "robo agravado por el uso de arma en concurso real con homicidio criminis causa agravado" –con pena de prisión perpetua-, y la hipótesis que intentarán demostrar los fiscales Andrés Quintana y Matías López Vidal en este debate es que aquel 27 de octubre de 2002 María Marta fue ejecutada a balazos cuando sorprendió a ladrones dentro de su casa.
La clave de la imputación fue la nueva hora del crimen de María Marta fijada a las 18.30 por un forense y que ubica ese día a Pachelo en Carmel entre las 17.34 y las 18.59, cuando se retiró 29 minutos después de cometido el asesinato.
Los tres por entonces adolescentes que lo vieron trotando cerca de María Marta cuando la mujer se dirigía a su casa y el hecho de que Pachelo tenía antecedentes por robos y de la casa del matrimonio Carrascosa-García Belsunce faltó una caja metálica donde la víctima guardaba dinero, chequeras y la llave de una caja de seguridad de la asociación benéfica que dirigía, son otros elementos de cargo mencionados por la fiscalía.
Fuentes judiciales indicaron a Télam que lo más probable es que este debate recién se realice el año que viene, y que el problema de la dilación en los juicios lo provocó la pandemia del coronavirus.
"La sala del tribunal tiene 21 metros cuadrados donde, por cuestiones de protocolo sanitario, no puede haber más de diez personas", dijo a Télam una fuente de los tribunales de San Isidro.
Por ello, la misma fuente indicó que para un juicio como el del caso García Belsunce, que durará seis meses y debe realizarse de manera presencial, con o sin pandemia, se necesita la sala amplia del entrepiso del edificio de la calle Ituzaingó 340, que está saturada de pedidos de los siete tribunales orales del departamento judicial San Isidro.
Pero antes de encarar el debate por el homicidio de la socióloga en el country Carmel, el mismo TOC 4 juzgará a Pachelo en la causa que desde 2018 lo tiene preso en la Unidad 23 de Florencio Varela y en la que está imputado de haber cometido ocho robos en los countries Nordelta de Tigre, Abril de Hudson y Tortugas de Pilar.
Al cumplirse el 7 de abril pasado, tres años de su prisión preventiva sin haber sido juzgado, su abogado, Roberto Ribas, pidió la libertad Pachelo, pero el planteo fue rechazado y ahora insiste con un pedido de prisión morigerada.


El crimen


La socióloga García Belsunce (50) fue hallada muerta el 27 de octubre de 2002 en su chalet del country Carmel de Pilar, con su cuerpo semisumergido en la bañera y su marido Carrascosa declaró siempre que él pensó que había sufrido un "accidente" y se había golpeado la cabeza contra una viga del techo y las canillas.
La autopsia practicada a 36 días del hecho comprobó que había sido asesinada de seis balazos en el cráneo, cinco de los cuales penetraron en el cráneo y el sexto -"el pituto"- le rebotó, con un arma calibre 32 largo.
El fiscal original del caso, Diego Molina Pico, siempre tuvo la convicción de que Carrascosa y otros familiares fueron los asesinos y encubridores y por ello los imputó y llevó a juicio, pero el fallo de la Casación bonaerense que absolvió al viudo en 2016 –y que quedó firmen en 2020-, destacó graves irregularidades en la investigación del funcionario judicial.
El caso tiene una serie de enigmas jamás resueltos: el arma homicida nunca apareció y hay tres misteriosos ADN de dos hombres y una mujer nunca identificados, cuyos rastros de sangre quedaron en una pared de la escena del crimen.




jueves, 12 de agosto de 2021

Tras su absolución, Carrascosa le pidió a la CIDH que ordene una reparación económica

 Ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, su abogado consideró que el Estado argentino debe compensar el " proceso infamante" que mantuvo al viudo "injustamente privado de su libertad por más de siete años". 

El viudo Carlos Carrascosa le recordó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que quedó absuelto de manera definitiva del homicidio de su esposa María Marta García Belsunce y le reclamó que condene al Estado argentino con una “adecuada reparación económica”, por los siete años y medio que estuvo preso y los 18 de un proceso al que calificó como “infamante” y que le vulneró su “proyecto de vida”.

El escrito –al que tuvo acceso Télam- fue presentado por su abogado, Fernando Díaz Cantón, ante el mencionado organismo internacional al que Carrascosa (76) ya había recurrido en 2010 cuando aún se encontraba detenido por el caso.

“Vengo por el presente a hacer saber que, el 10 de diciembre de 2020, el Poder Judicial de la Nación Argentina, mediante la decisión de su Corte Suprema, ha dejado firme la absolución de mi representado. Ello, recordemos, tras soportar más de dieciocho años de proceso en los cuales las autoridades del Estado demandado lo tuvieron como principal acusado del asesinato de su esposa en el año 2002”, señala el abogado al inicio de su presentación.

“El solo hecho de haber estado injustamente privado de su libertad por más de siete años y sometido a un proceso infamante (una verdadera pena de proceso) por un crimen aberrante ha ocasionado a Carrascosa, como dijimos, un daño físico, moral y económico inconmensurable e implica de por sí una violación severa a su derecho a la presunción de inocencia y a la libertad personal”, agrega. Para el abogado, “todo ello debe ser reparado por el Estado argentino y no se subsana con la absolución que quedó firme”.

“La injusta detención que debió soportar Carrascosa fue producto de la violación de sus garantías judiciales a contar un proceso público, de la interpretación perversa del derecho de impugnación del fallo condenatorio ante juez o tribunal superior y, por último, fue también producto de la actuación de un Fiscal y Tribunal que no fueron independientes e imparciales”, señaló el abogado al referirse al fiscal Diego Molina Pico y a los jueces que condenaron en su momento al viudo.

También aseguró que Carrascosa soportó que en los medios de comunicación se lo comparara con “el mafioso Vito Corleone” y “se lo presentó durante más de una década, como el asesino de su esposa” y como “un ser frío y despiadado”.

“El Estado argentino, con su accionar ilícito merecedor de responsabilidad internacional, ha vulnerado el proyecto de vida que tenía Carrascosa”, dijo Díaz Cantón y al referirse a jurisprudencia, mencionó entre otros casos, el de Walter Bulacio, el joven que murió en 1991 luego de sufrir una paliza policial al ser detenido en un recital del grupo Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en el estadio de Obras Sanitarias en el barrio porteño de Núñez. 

Si bien reconoce que “ahora Carrascosa ha sido absuelto y la Justicia se encamina a enjuiciar a otros imputados” –el exvecino Nicolás Pachelo y dos exvigiladores-, Díaz Cantón afirma que “nadie podrá devolverle el sufrimiento y dolor” que se le ha ocasionado.

Al momento de enumerar “los daños a reparar a Carrascosa” por la violación de sus derechos, el letrado menciona los ítems “materiales (daño emergente, lucro cesante, daño al patrimonio familiar y reintegro de costas y gastos) y los inmateriales (los correspondientes a la esfera moral, psicológica, física, al proyecto de vida mencionado)”.

La socióloga García Belsunce (50) fue hallada muerta el 27 de octubre de 2002 en su chalet del country Carmel de Pilar, con su cuerpo semisumergido en la bañera y su marido Carrascosa declaró siempre que él pensó que había sufrido un "accidente" y se había golpeado la cabeza contra una viga del techo y las canillas.

La autopsia practicada a 36 días del hecho comprobó que había sido asesinada de seis balazos en el cráneo, cinco de los cuales penetraron en el cráneo y el sexto -"el pituto"- le rebotó, con un arma calibre .32 largo que nunca apareció.

Los vaivenes judiciales de Carrascosa a lo largo de los 18 años de la causa fueron de un extremo al otro: en el juicio de 2007 lo condenaron por encubrimiento y en 2009 el Tribunal de Casación lo condenó a prisión perpetua por el homicidio y lo envió a la cárcel.

Tras varios años de apelaciones, la defensa de Carrascosa, logró que en 2014 la Corte nacional ordenara una revisión integral de la causa y ese fue el puntapié inicial para que en diciembre de 2016 un nuevo fallo de la Casación bonaerense, detectara graves irregularidades en la investigación del fiscal Molina Pico, anulara la condena a prisión perpetua y absolviera al excorredor de bolsa, fallo que quedó confirmado de manera definitiva el 10 de diciembre del año pasado por la Corte Suprema de la Nación.


Fuente