Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce

miércoles, 4 de julio de 2018

A casi 16 años del crimen harán la reconstrucción del homicidio de María Marta García Belsunce

A casi 16 años del asesinato, y con el objetivo de analizar todas las hipótesis y determinar el grado de probabilidad de cada una, la Justicia de San Isidro ordenó hacer una reconstrucción de los momentos previos del homicidio y de la forma en que fue hallado el cadáver de María Marta García Belsunce en su casa del country Carmel, en Pilar, el 27 de octubre de 2002.
Así lo confirmaron a LA NACIÓN calificadas fuentes con acceso al expediente. La decisión fue tomada hoy por los fiscales de Pilar María Inés Domínguez y Andrés Quintana, que asumieron la dirección de la investigación del caso a principios del año pasado, con Nicolás Pachelo, su ex esposa y cinco vigiladores como sospechosos de haber participado del crimen.
Según agregaron fuentes judiciales se trata de la primera reconstrucción de los hechos en el expediente judicial. Sí hubo inspecciones diferentes instalaciones del country, como el Club House y la casa de la víctima.
La diligencia judicial se hará el miércoles próximo, a partir de las 10. Los siete imputados tienen derecho de estar presentes, aunque no están obligados a participar de la reconstrucción.
"La intención de los fiscales es analizar las hipótesis que hay en el expediente y determinar qué probabilidad tiene cada una", explicaron a LA NACIÓN fuentes judiciales. También podrán participar de la diligencia judicial los abogados que representan a María Laura García Belsunce, hermana de la víctima y particular damnificada en el expediente judicial.
La decisión de Domínguez y Quintana, revelada por el periodista de la agencia Télam Diego Recchini en su cuenta de la red social Twitter, se conoció en momentos en que los fiscales esperan los resultados de los análisis comparativos de ADN sobre rastros genéticos hallados en la escena del crimen que en los primeros tiempos de la investigación no habían podido ser determinados por falta de tecnología científica idónea.
Los siete imputados son, además de Nicolás Pachelo (que vivía en el country cuando se produjo el crimen); su exmujer, Inés Dávalos Cornejo, y los exvigiladores de la empresa Cazadores José Ramón Alejandro Ortiz, Ramón Alfredo Acosta, Víctor Hugo Contreras, Eduardo Walter Vera y Norberto Glennon.
En la reconstrucción de los hechos estará como testigo el investigador forense Raúl Torre, que en su momento hizo una investigación privada del homicidio y, en particular, sobre la escena del crimen.
También participarán de la diligencia judicial dos de los tres vecinos del country que en los tiempos del crimen eran adolescentes y declararon en la causa que se habían cruzado con Pachelo mientras corría cerca de la casa de la víctima a la hora del hecho.
Pachelo, que está detenido desde abril pasado, acusado de protagonizar una serie de sonados robos en casas particulares del Tortugas Country Club durante la última Semana Santa, siempre negó haberse cruzado con esos adolescentes aquella lluviosa tarde del 27 de octubre de 2002. Según fuentes judiciales, sí admitió haber corrido para buscar el auto de quien entonces todavía era su mujer.
"Pero el vehículo de Dávalos estaba en el estacionamiento del Club House y los testigos dicen haberlo visto correr en sentido contrario", sostuvieron fuentes de la investigación.


Por: Gabriel Di Nicola


miércoles, 30 de mayo de 2018

García Belsunce: ordenan peritajes psiquiátricos y psicológicos para Nicolás Pachelo y los otros seis imputados

Para establecer el perfil de personalidad de Nicolás Pachelo y los otros seis imputados por
el homicidio de María Marta García Belsunce, ocurrido en el country Carmel, en Pilar, el 27 de octubre de 2002, los fiscales a cargo de la investigación ordenaron que se le practiquen a los siete sospechosos un estudio psicológico y otro psiquátrico.
Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales. Los estudios médicos se realizarán entre junio y noviembre próximos.
Además de Pachelo están imputados su exesposa Inés Dávalos Cornejo, de 39 años, y cinco exvigiladores de Carmel: José Ramón Ortiz, Ramón Acosta, Víctor Hugo Contreras, Eduardo Vera y Norberto Glennon.
La investigación del homicidio de García Belsunce está a cargo de los fiscales de Pilar María Inés Domínguez y Andrés Quinta que, como se dijo, quieren establecer los rasgos psicológicos y psiquiátricos de los sospechosos. El dato sobre los estudios médicos fue revelado en Twitter por el periodista Diego Recchini.
Además, los fiscales Domínguez y Quintana esperan que desde Asesoría Pericial de La Plata les envíen los resultados de las comparaciones de ADN de los siete sospechosos con las muestras obtenidas en la escena del crimen. A los imputados les tomaron muestras de sangre el 14 de este mes.
El patrón de cada uno de los varones será cotejado con este nuevo ADN masculino que surgió en los últimos días y con aquellos otros dos perfiles NN de hombres que ya eran conocidos en la causa.
El ADN del "hombre 1" fue encontrado en una viga del techo y del marco de la puerta del baño y en la antesala, mezclado con sangre de la víctima. El perfil del "hombre 2" fue hallado en la viga del techo del baño, mezclado con el del "hombre 1", mientras que el ADN femenino distinto del de la víctima se encontró en la alfombra de la habitación, justo en el ingreso al baño.
Ahora se suma este tercer ADN masculino, de una muestra que hace 15 años había dado "indeterminada" y que la tecnología actual permitió develar. Se deberá establecer si pertenece a alguno de esos dos hombres o a un tercero.
La directora del Laboratorio de Análisis Comparativo de ADN de la Asesoría Pericial, María Mercedes Lojo, informó a los fiscales que ese perfil genético fue encontrado en una mancha de sangre levantada de uno de los dos recortes que se hicieron de la alfombra verde que cubría la planta alta de la vivienda.


Por: Gabriel Di Nicola



Pericia psicológica de Nicolás Pachelo realizada en 2004 en el jucio abreviado en C.A.B.A.

lunes, 14 de mayo de 2018

Extraerán sangre a siete imputados del caso García Belsunce

Se comparará su patrón genético con el ADN de los rastros hallados en el lugar del crimen
Nicolás Pachelo, procesado con prisión preventiva por una serie de robos en el country Tortugas; su exmujer, Inés Dávalos Cornejo, y los exvigiladores José Ramón Alejandro Ortiz, Ramón Alfredo Acosta, Víctor Hugo Contreras, Eduardo Walter Vera y Norberto Glennon deberán presentarse hoy al mediodía en la Asesoría Pericial de La Plata. Se les extraerá sangre para la realización de un análisis comparativo de ADN. Se intenta develar si es de alguno de ellos la sangre hallada en la escena del crimen de María Marta García Belsunce, ocurrido hace más de 15 años en el country Carmel, de Pilar.
El patrón de cada uno de los varones será cotejado con el nuevo ADN masculino que pudo ser develado en las últimas semanas gracias al uso de técnicas que no existían en tiempos del homicidio, y con otros dos perfiles que ya estaban incorporados en la causa. El de Dávalos Cornejo será comparado con el ADN femenino distinto del de la víctima hallado en un rastro ya decodificado en 2002.
El ADN del "hombre 1" se encontró en una viga del techo y del marco de la puerta del baño y en la antesala, mezclado con sangre de la víctima. El perfil del "hombre 2" fue hallado en la viga del techo del baño, mezclado con el del "hombre 1", y el ADN femenino distinto del de la víctima se encontró en la alfombra de la antesala del baño.
La directora del Laboratorio de Análisis Comparativo de ADN de la Asesoría Pericial de La Plata, María Mercedes Lojo, informó a los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana que el perfil genético revelado recientemente fue encontrado en una mancha de sangre levantada de uno de los dos recortes que se hicieron de la alfombra verde que cubría la planta alta de la vivienda.
"Es una sala de estar ubicada donde terminan las escaleras que conducen a la planta alta y que antecede a la entrada al cuarto matrimonial, donde había un sillón, una mesita con un teléfono y una ventana. Allí también se recortó el pedazo de alfombra donde aparentemente está este nuevo ADN", precisó a la agencia de noticias Télam una calificada fuente judicial.
La hipótesis de los fiscales es que el 27 de octubre de 2002 García Belsunce llegó y sorprendió dentro de su casa a ladrones, a los que se enfrentó. Según esa teoría, pudo haber lastimado a alguno de sus atacantes antes de que la mataran de cinco tiros. Así, la sangre hallada sería de uno de los homicidas.