Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: La querella reclama que absuelvan a Carrascosa

jueves, 14 de junio de 2007

La querella reclama que absuelvan a Carrascosa

La madre de María Marta García Belsunce, por medio de su abogados, decidió no acusar a Carlos Carrascosa por el crimen de su hija y reclamó que fuera absuelto "para poder investigar quienes son los que la asesinaron". Por eso, insistió en sembrar sospechas sobre los vigiladores del country Carmel y sobre el ex vecino Nicolás Pachelo.

"No acusamos. Necesitamos la absolución de Carrascosa porque necesitamos saber quién mató a María Marta García Belsunce. Necesitamos que este juicio termine para poder investigar quiénes son los que la asesinaron", dijo la abogada Zulema Rivera, en representación de Luz María Lanús Gallup.

A lo largo de dos horas la letrada, junto con Gustavo Hechem, actuaron como si fueran defensores de Carrascosa, para neutralizar las pruebas que había enumerado anteayer el fiscal Diego Molina Pico al pedir que el viudo fuese condenado a prisión perpetua. También oficiaron de abogados de Irene Hurtig, media hermana de la víctima y del esposo de aquélla, Guillermo Bártoli, quienes, según el fiscal, deben ser investigados como coautores del homicidio.

Molina Pico siguió ayer la exposición atento, tomando nota, sin advertir que desde los asientos de la segunda fila, entre el público, la hermana de la víctima, María Laura, le clavaba una mirada acerada, como si pretendiera transmitirle sus más secretos deseos.

Rivera cuestionó los testigos que había escogido el fiscal para fundar su acusación, rechazó los tiempos que había analizado Molina Pico, para concluir en que Bártoli e Irene Hurtig estaban en la casa desde antes de que Carrascosa llamara a una ambulancia, y aseguró que algunos de los que declararon mintieron.

Por ejemplo, explicó que la empleada doméstica de los Bártoli había declarado que apenas recibieron una llamada avisándoles que la víctima había tenido un accidente, salieron corriendo. "Es obvio que no estaban en la casa", dijo.

Luego, descalificó a los tres testigos que dijeron haber visto a Carrascosa en el club house . Enumeró las que entiende que son contradicciones y cómo se neutralizan con otros testimonios, por lo que concluyó en que, "desde el sentido común, no se puede dar por probado" que el acusado haya estado allí.


"NO ENCAJAN LAS PIEZAS"

"No encajan las piezas como las presentó el fiscal", disparó la abogada, que sostuvo que el viudo veía un partido de fútbol en casa de su cuñado a esa hora.

"Si como dice el fiscal ellos la mataron ¿para qué van a llamar enseguida a la ambulancia?", se preguntó, y añadió que el sentido común le indicaba que esa llamada "no podía ser inmediatamente después, concomitante o antes de los disparos. No es lógico".

La letrada destacó que en la escena del crimen hay "dos ADN que no fueron identificados" y agregó: "Sabemos que no son los de Carrascosa ni los de Irene Hurtig ni los de Bártoli".

E inquirió: "¿Qué se probó?" en cuatro meses de audiencias, para contestarse: "Que a María Marta la mataron con seis disparos, calibre 32 largo, no sabemos si de la misma arma, y no sabemos quiénes son los autores. El trabajo de la fiscalía recogió conjeturas, ni siquiera indicios serios, y de ninguna manera ha dado pruebas contundentes para condenar". Y finalizó con que la madre de la víctima "quiere saber quién la asesinó" y que este juicio "no sirvió para saberlo".

Le siguió Hechem, quien se ocupó de los vigiladores y del vecino Pachelo. Dijo que uno de aquellos, José Ortiz, "era el jefe de una banda de ladrones" que hurtaba en las casas de Carmel y que el country era un descontrol.

Allí ubicó a Pachelo, que dijo, cometió delitos dentro y fuera del lugar. También atacó al abogado de Pachelo, Roberto Ribas, al sostener que se ocupa de "buscar pruebas para el fiscal" cuando debería pensar en cómo defender a su cliente en un juicio por venir.

No obstante, dijo que no tenía elementos para imputar nada con relación al crimen al ex vecino del country y a los vigiladores.

Al final, Rivera pidió al tribunal que no considerara la acusación fiscal de encubrimiento contra Carrascosa, porque dijo que no describió las conductas que hizo el acusado para cometer ese delito. Respecto del homicidio, entendió que en el relato de Molina Pico "hay lagunas muy grandes".


SE POSTERGA EL VEREDICTO

El veredicto del juicio oral podría darse a conocer el 12 del mes próximo, ya que los jueces necesitarían, al menos, 15 días hábiles para redactar la sentencia que dirá si Carlos Carrascosa es culpable o no. El cambio de fecha, que inicialmente era el 3 de julio, fue propuesto por los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal N° 6 de San Isidro a las partes. Los jueces plantearon que, "dada la complejidad de la causa", necesitan más tiempo que los 10 días hábiles que tenían previstos. De esta manera, el juicio se reanudará mañana con los alegatos de los defensores de Carrascosa: Alberto Cafetzoglus y Hernán Ferrari.


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario