Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: "Soy inocente y quiero saber quién mató a mi mujer"

viernes, 8 de junio de 2007

"Soy inocente y quiero saber quién mató a mi mujer"

"Estoy deseando que termine el juicio porque es insoportable. Soy inocente. Pase lo que pase quiero que se reabra la investigación, quiero saber quién mato a mi mujer."

Así, Carlos Carrascosa concluyó su tercera declaración indagatoria ante los jueces que, en menos de un mes, decidirán si lo condenan o lo absuelven en el juicio oral que se realiza en su contra como presunto coautor del asesinato de su esposa, María Marta García Belsunce, ocurrido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel, de Pilar.

Fue la última declaración del imputado antes de que el fiscal que lo llevó al juicio oral, Diego Molina Pico, presente los argumentos de su acusación ante los jueces María Angélica Etcheverry, Luis Rizzi y Hernán San Martín.

En su declaración de 20 minutos, Carrascosa intentó aclarar ante los magistrados una serie de elementos presentados por el fiscal para fundar los cargos en su contra.

Primero tomó el croquis realizado durante la inspección que el tribunal hizo en el country Carmel y explicó que los testigos que dijeron haberlo visto en el bar del club se equivocaron.

Sobre Alba Benítez, la encargada del bar que dijo haber tomado un café con el imputado una hora antes de que el cuerpo de su esposa fuera hallado en la bañera de su casa, Carrascosa dijo: "No creo que haya mala intención de parte de Benítez. Seguramente pasé a la mañana y se quedó con esa imagen. Pudo pasar que vio una cosa y después creyó que era verdad".

Además, se refirió a la reunión entre un grupo de familiares de la víctima en la que decidieron arrojar una de las balas debido a que confundieron el proyectil con el soporte de un estante o "pituto".

"Yo llegué último. Me mostraron un fierrito y dije que debía ser algo que quedó del desparramo que hicieron los médicos. Estuve unos segundos y me fui, los otros se quedaron discutiendo", dijo Carrascosa.

El hombre también intentó aclarar algunas cuestiones sobre el llamado de las 19.07 a OSDE pidiendo una ambulancia, donde se comprobó que en la casa ya estaba el cuñado Guillermo Bártoli y una mujer, a quienes se escucha hablando de fondo.

Cuando desde la empresa de emergencias llamaron a las 19.13 al country para avisar que la ambulancia estaba en camino, se lo escuchó a Carrascosa decir "ya viene la guardia para acá".

El imputado admitió que, aunque no lo recordaba, era probable que se estuviera refiriendo a la llegada de un custodio a la casa, pero luego de que avisó a la guardia que iba a llegar una ambulancia. "Después de que llamé a OSDE, llamé a la guardia para que estuvieran atentos para llevar a la ambulancia a mi casa cuando llegara. Si en ese momento vino un guardia, no me acuerdo", explicó.

Para Molina Pico, esa frase de Carrascosa sería clave y podría derribar la coartada del acusado porque así se ubicaría a Carrascosa, a Bártoli y a otra familiar de la víctima en la escena del crimen. Cuando Molina Pico interrogó a Carrascosa, el imputado afirmó que para él la mujer que estaba con Bártoli era la masajista Beatriz Michelini y no su cuñada Irene Hurtig. "Irene no estaba. Bártoli estaba al lado del cuerpo de María Marta", dijo. Sin embargo, el abogado Eduardo Ludueña, defensor de Michelini en la causa por el encubrimiento, dijo que la voz que se escuchaba de fondo en la escucha telefónica no correspondía a la masajista.


Fuente

1 comentario :

  1. Me parece una situación terrible menos mal que tiene buenos amigos .
    La justicia tiene que rever este juicio

    ResponderEliminar